Consejos para comprar una moto de ocasion

Elegir una moto de ocasión no es tan sencillo como puede parecer, porque pueden tener algunos problemas técnicos. Si buscas motos de ocasion al mejor precio las mejores opciones que tendrás es comprarlas a través de Anuncios Mixtos, donde encontrarás muchas opciones entre las cuales escoger.

Sin embargo, a la hora de comprar este tipo de vehículos usados, debes tener en consideración algunos aspectos claves para acertar en tu compra. Así que, si te interesa conocer más al respecto te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar una moto de segunda?

Para que compres una moto de segunda sin tener ningún inconveniente lo mejor será que sigas algunos consejos dentro de los que están:

Inspección de la moto

Debes asegurarte de echar un vistazo a cada una de las partes de la moto, porque su presencia debería ser buena. Si la carrocería no se encuentra en buen estado, debes tener en cuenta que la reparación será bastante costosa, en especial porque requieren de personal especializado.

Además, el color de la pintura debería ser el original, en especial porque las motos personalizadas pierden valor. No se puede descartar que la pintada de la moto sea por una posible reparación de una caída. También puedes fijarte bien en la tornillería porque si tienen marcas quiere decir que fueron manipulados.

Motor

Es importante ver el número de kilómetros recorridos, que será un factor determinante para conseguir un buen rendimiento. En todo caso, las mecánicas modernas resisten miles de kilómetros sin problemas, siempre que se haga un mantenimiento adecuado.

Si la moto tiene una fina capa de polvo o suciedad del pavimento, es un aspecto al que no se le debe prestar mucha atención. Sin embargo, si está demasiado limpia y brillante, puede ser porque se está intentando disimular alguna fuga de aceite.

Documentación

Es fundamental comprobar que la moto cuenta con su ficha técnica, que ha pasado la ITV y que el propietario conserva el último impuesto de circulación pagado. También puedes pedir un informe de tráfico para constatar que no haya embargos, reservas de dominio o multas acumuladas.

Además, la operación debe realizarse mediante un contrato, donde consten los datos tanto del comprador como del vendedor. Allí se pueden añadir tantas cláusulas como sean necesarias y será el respaldo que tendrás en caso de que se presente cualquier situación irregular con el vehículo.