Desguaces para vehiculos 4×4 y 4×2

Desde que la Mercedes Benz diseñó y creó el primer 4×4 para la policía de Swakopmund, a principios del siglo XX, han surgido muchas variaciones y hoy día es un modelo muy popular, no solo para quienes realmente sacan su máximo provecho, sino para todos aquellos que quieren ostentar una máquina imponente. Esta acogida ha dado origen al modelo 4×2, cuyas prestaciones tampoco son despreciables.

Cuando hablamos de un vehículo 4×4 o 4×2, nos referimos a su tipo de tracción, específicamente cuántas de las ruedas poseen esta capacidad. Como lo indican los nombres, el primer caso se refiera a aquellos que poseen la tracción en las 4 ruedas (también conocidos como 4WD – Four Wheel Drive), en cambio los 4×2 (signados como 2WD – Two Wheel Drive), solo la tienen en 2.

El poder que les confiere la tracción en las ruedas les ha hecho acreedores de títulos como todoterrenos, vehículos rurales, camionetas, todocaminos, etc. Lo cierto es que tienen ciertas ventajas sobre los automóviles de turismo. Pero no solo se diferencian en la tracción, existe otra serie de piezas que en conjunto le otorgan características apreciables para sus dueños.

Piezas para 4×4 y 4×2

Es importante que se cumpla con el mantenimiento y reparación cada vez que corresponda, para que puedan trabajar de manera eficiente y sin que su conducción constituya un riesgo para las personas a bordo o para quienes se encuentren a su alrededor. Los recambios han de ser los adecuados, acorde a la marca del vehículo, al modelo específico, e incluso puede que también haya que considerar el año del mismo.

El problema es que los repuestos para este tipo de camionetas son considerablemente elevados; no obstante, es un grave error tratar de improvisar o experimentar con piezas que no sean las indicadas para ellos. Quienes no puedan comprar recambios nuevos o consideren que es mucho dinero, existe la alternativa de los Centros Autorizados para el Tratamiento de Vehículos (CATV).

Los desguaces, como se conocen coloquialmente a los CATV, ofrecen exactamente las piezas originales y adecuadas para cada coche; claro está, que son usadas, con la salvedad de que han sido probadas para garantizar el debido funcionamiento. De esta forma se gasta menos dinero y no se corre el riesgo de usar repuestos que no correspondan.

Hay desguaces para toda clase de vehículos, sin embargo, para los todoterrenos lo mejor es hacer la compra en alguno especializado, como lo es desguacesde4x4.