Consejos para mantener la presion correcta en los neumaticos

Según las estimaciones, más de la mitad de los conductores españoles circulan con una presión incorrecta en sus neumáticos. Si buscas un motor audi a2 de segunda mano al mejor precio, te recomiendo visitar Motores DYG, porque allí encontrarás siempre las mejores opciones del mercado.

Pero, es probable que no sepas cómo mantener la presión de los neumáticos en perfecto estado para conseguir así un buen rendimiento. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente este post, y te aseguro que vas a encontrar algunos consejos prácticos.

Lo que debes saber sobre los neumáticos

Es importante tener en cuenta que cada marca homologa diferentes neumáticos para cada modelo de coche, y los índices de peso y velocidad son básicos. Estos determinarán la presión que se les debe aplicar a los neumáticos para que se mantengan en buen estado.

Los indicadores de presión, por lo general los encuentras en el interior de la puerta de acceso al tanque de gasolina, o en el marco de la puerta del conductor o en el manual del vehículo. Así, podrás saber cuáles son las indicaciones de presión óptimas para tus neumáticos.

¿Cómo se debe verificar la presión de los neumáticos?

Es importante que la presión de los neumáticos se verifique en frío, porque así es que podrás obtener una lectura mucho más exacta. Si la presión se toma cuando los neumáticos están calientes, debes añadir 0.3 bares a la presión indicada.

Sin embargo, nunca está de más volver a tomar la presión de los neumáticos cuando se enfríen, en especial porque así evitarás cualquier tipo de problemas en tu coche. No se recomienda que reduzcas la presión por debajo de la recomendada, porque esto hará se pueda incluso reventar en cualquier momento el neumático. Esto también acelerará el desgaste de la banda de rodamiento e incrementará el consumo de gasolina.

¿Es bueno llevar los neumáticos muy hinchados?

La respuesta es un no rotundo, si los llevas demasiado inflados la banda de rodamiento se desgatará mucho más rápido en el centro. Si circulas por una calzada en mal estado también se volverán más vulnerables a sufrir daños.

En todo caso, lo mejor es que tomes un manómetro, y te encargues de ajustar la presión de los neumáticos regularmente. DE esta forma, podrás evitar conducir con la presión errónea, y tendrás siempre el máximo rendimiento posible en tus neumáticos y en tu coche en general.