Diagnóstico y Tratamiento de los Pólipos Endometriales

Los pólipos endometriales son abultamientos que suelen pasar desapercibido por la falta de síntomas, y debido a ello, los chequeos de rutina para detectarlos rara vez se realizan.

Estos no suelen suponer un riesgo en absoluto y rara vez se presentan en mujeres fértiles.

Sin embargo, no podemos evitar preguntarnos ¿qué hacer si se ha diagnosticado un pólipo endometrial?

Diagnóstico de los Pólipos Endometriales

Si tu doctor de confianza sugiere la posibilidad de que se te hayan formado pólipos endometriales, entonces para confirmarlos puede recurrir a las siguientes tres pruebas.

Ecografía Transvaginal

Suele ser una sencilla prueba en la cual se introduce una varilla delgada a través del conducto vaginal, la cual emite ondas sonantes que permiten que se forme una imagen del útero en el monitor.

A través de esta prueba, se puede detectar rápidamente un pólipo endometrial y sin dolor.

Otra alternativa a esto requiere inyectar a través de un tubo que va hasta la cavidad de la vagina, una solución del tipo salina, que permite una mejor vista dentro del útero.

Histeroscopia

Se emplea varilla flexible con una lente y una luz, la cual le permite explorar con mayor facilidad el útero.

Biopsia endometrial

Este método consiste en extraer tejido del útero con un catéter de succión, sin embargo, este no es tan efectivo como los dos primeros, pues es posible que el doctor pase por alto cualquier pólipo presente en el útero.

Tratamiento de los Pólipos Endometriales

Como los pólipos endometriales no son en su mayoría, malignos, es posible que una de las opciones que plantee tu doctor de confianza sea esperar y monitorear el comportamiento del mismo.

A menudo los pólipos endometriales suelen desaparecer por si solos y por ello los doctores sugieren tan solo esperar.

Si monitorear su desarrollo no es algo que tu doctor vea viable existe también la opción de tomar medicamentos para contrarrestar cualquier malestar que este te genere.

Medicamentos como los gestágenos suelen aplacar los síntomas, pero a lo largo esto solo es una solución temporal.

A fin de cuentas, la opción definitiva para deshacerse de un pólipo es la extracción quirúrgica

Aunque estos miomas no suponen un riesgo a la salud y pueden ser removidos fácilmente mediante cirugía, debes saber que podrían formarse nuevamente.

Un chequeo rutinario con tu doctor te mantendrá al tanto de tu salud reproductiva, así que no dudes hacerlos.