Que no puede faltar en tu desguace

Por mucho que no queramos verlo, lo cierto es que un desguace tiene que tener el mayor número de piezas posible. A esto, hay que añadirle el hecho de que no solo tiene que tener un buen número piezas sino que además tiene que tener algunas que podemos considerar como básicas. Unas piezas básicas que son precisamente de las que vamos a hablar en el día de hoy. Unos repuestos que no deben faltar ya que son los que más se piden y por lo tanto son algunos de los que más dinero nos pueden hacer ganar en nuestro día a día.

Por comenzar con un ejemplo que consideramos puede ser clave, vamos a decir que un tubo de escape es una pieza que seguramente se pida a diario. Esto, como no puede ser de otro modo, nos obliga a tener siempre en stock algunos tubos de escape que nos permitan abastecer a los clientes. Y además tendremos que tenerlos en diferentes modelos y de diferentes marcas para que casi cualquiera que llegue se pueda hacer con aquel que mejor le venga.

Los tapacubos y las llantas son otro gran clásico. Lo son por un sencillo motivo. En el fabricante el coste se puede duplicar e incluso triplicar en el caso de las llantas. Es por ello por lo que si somos capaces de hacer acopio de una buena cantidad, vamos a tener la ventaja de tener más clientes que la competencia. Y es que es precisamente en este tipo de repuestos en donde se encuentra el negocio diario y el que se puede mantener sin mucho problema a largo plazo.

desguaceseu(4)

Algunos accesorios como espejos retrovisores, radios o volantes son otras piezas que podemos tener sin ninguna clase de problema. Se venderán sin apenas esfuerzo y lo mejor de todo es que a nosotros apenas nos costará dinero ya que son  repuestos que no están excesivamente cotizados. En otras palabras, no hay problema de ningún tipo por tenerlos durante un largo periodo de tiempo.

Esto no quiere decir que no tengamos que tener algún motor desguace. En absoluto. Esto lo que viene a decir es que tenemos que centrarnos en las piezas que más se piden con el objetivo de dar salida a lo que supone una gran demanda. Tiempo habrá de vender piezas que apenas piden y que no suponen el grueso del negocio en absoluto para un desguace que entre dentro de lo normal.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *