LAS TARJETAS Y CRÉDITOS GIRATORIOS

Al hablar de las tarjetas y créditos giratorios, no referimos a los conocidos créditos revolving; estos tipos de créditos son concedidos por una entidad bancaria, la cual da al usuario una línea de crédito con un límite ya establecido y que puede ser usado durante un tiempo también establecido.

Estos créditos tienen un monto máximo establecido, a medida que el usuario hace uso del mismo por medio de alguna compra, el monto va a ser rebajado del monto máximo, es decir si el monto máximo es de 1000€ y la compra es de 400€, quedaría un monto disponible de 600€.

Al igual que otros tipos de crédito el usuario debe cancelar una cuota mensual, pero en estos créditos el usuario es el que establece la cuota que quiere pagar, este monto corresponde a una parte del dinero utilizado más los intereses que se han generado.

El problema con estos créditos son los intereses, que son sumamente altos, así el usuario a pesar de pagar mensualmente la cuota a la entidad bancaria, solo va pagando pequeñas porciones del crédito, y termina con una deuda que a muy largo plazo, por ello te explicaremos Cómo liberarse de un Crédito Revolving.

 

¿Cómo zafarse de un Crédito Revolving?

Estos créditos suelen ser muy atractivos para el usuario, ya que pueden fijar cuales son los plazos de pago ellos mismos, sin embargo, y en la mayoría de los casos estos pagos nunca terminan, ya que el usuario sigue haciendo uso del dinero a medida que lo tiene disponible, generando más intereses y comisiones.

Así el usuario termina pagando más en intereses de lo que supone la deuda total; lo más recomendable es leer detenidamente las letras pequeñas, en donde siempre se colocan cuáles son las condiciones reales del crédito, cuales son los intereses que realmente termina pagando el usuario.

Ahora bien de acuerdo a lo previsto en la Ley de 23 de Julio de 1908, se estipula que todo contrato en el que los intereses sean superiores al dinero prestado y de cantidades desproporcionadas, el contrato quedará nulo automáticamente; así el usuario solo tendría que pagar al banco el monto neto del crédito solicitado nada más.

Además tiene derecho a exigir la devolución de los intereses elevados pagados de más; esta es una gran herramienta para quienes están sumergidos en el espiral sin fin de los créditos revolving y no saben cómo poder terminar de salir de la deuda.